La silla de coche es una de las compras más importantes que se deben hacer cuando se tiene un hijo. No serás ni el primero ni el último que se vuelve loco buscando la mejor opción en la enorme oferta que hay en Internet. Por eso, hemos hecho un esfuerzo para que encuentres todo lo que necesitas saber aquí. Desde consejos para saber elegir, hasta selecciones con los mejores modelos, pasando por la normativa vigente.

Índice de la guía

Mejores sillas para coche

El mejor Babify Onboard Silla de... Babify Onboard Silla de... 2.011 Opiniones 143,99 €
Calidad Precio Silla de Coche Grupo 0 1... Silla de Coche Grupo 0 1... 2.722 Opiniones 117,00 €
Nuestra favorita Star Ibaby - Silla de... Star Ibaby - Silla de... 78 Opiniones 112,99 €
Piku NI20.6136, Silla de... Piku NI20.6136, Silla de... 2.444 Opiniones 48,99 €
Protectores de Asiento... Protectores de Asiento... 196 Opiniones 19,99 €
Babify Onboard Silla de... Babify Onboard Silla de... 20 Opiniones 143,99 €
2.011 Opiniones
2.722 Opiniones
78 Opiniones
2.444 Opiniones
196 Opiniones
20 Opiniones
143,99 €
117,00 €
112,99 €
48,99 €
19,99 €
143,99 €

Sillas de coche para bebé por grupos

Desde que se adoptó en 1982, esta normativa recibió varias actualizaciones que fueron optimizándola y añadiendo requisitos para mejorar la seguridad. Lo que más te interesa saber es que ya solo está permitido vender sillas homologadas según la última actualización: ECE44/04. Así que fíjate que indique ese código en la información de la silla que elijas.

Según esta normativa, los Sistemas de Retención Infantil se dividen en grupos adecuados para diferentes pesos de su ocupante. Lo que equivale a unas edades y estaturas aproximadas, que sirven para guiar a los padres a la hora de elegir la más adecuada para su hijo.

GrupoPesoEstaturaEdad
Grupo 00 Р9 Kg45 Р75 cm0 Р1 a̱o
Grupo 0+0 – 13 Kg45 – 75 cm0 – 18 meses
Grupo 19 Р18 Kg75 Р105 cm9 meses Р3,5 a̱os
Grupo 215 Р25 Kg105 Р125 cm3 a̱os Р6 a̱os
Grupo 322 Р36 Kg125 Р150 cm5 a̱os Р12 a̱os
Grupos 0/10 Р18 Kg45 Р105 cm0 a 3,5 a̱os
Grupos 2/315 a 36 Kg75 a 150 cm3 años a 12 años
Grupos 1/2/39 a 36 Kg75 a 150 cm9 meses a 12 años
Grupos 0/1/2/30 a 36 Kg45 a 150 cm0 a 12 años

Vamos a empezar con una lista de las mejores sillas para cada grupo. Una buena recopilación para que veas las opciones más interesantes de cada tipo, atendiendo a la relación entre calidad y precio.

grupo 0  y 0+

Grupo 0 / 0+

  • Pesos: 0 – 9 kg
  • Estaturas aproximadas: 45 – 75 cm
  • Edades aproximadas: 0 – 1 año

Pensadas solo para bebés en su edad más temprana. Pueden ser sillas o portabebés. La posición en la que ponen al ocupante es casi tumbado y retienen al niño mediante un arnés.

El grupo 0+ es igual que el grupo 0 pero con más tolerancia en el rango de pesos. Estas son sus especificaciones:

  • Pesos: 0 – 13 kg
  • Estaturas aproximadas: 45 – 75 cm
  • Edades aproximadas: 0 – 18 meses

El portabebés Maxi-Cosi CabrioFix es un modelo muy interesante por varios motivos. El primero es que es muy versátil, porque se puede usar por sí sola, junto con las bases de la marca o colocada los carritos de paseo de varias casas.

Por sí sola destaca por si ligereza, porque gracias a los materiales con los que está fabricada solo pesa 3,35 kg. Sin embargo, sí que tiene diversos sistemas de seguridad como: cojín reductor, protección contra impactos laterales llamada Side Protection System, que pone más defensas para la cabeza y el cuello, un arnés de seguridad de 3 puntos muy fácil de ajustar y, como está obligado por ley, la capacidad de ponerse a contramarcha. En cuanto al confort tiene un acolchado extra altura ajustable, asa de transporte y tapicería fácilmente extraíble que se puede lavar a máquina hasta a 30ºC.

Si decides usarlo junto con alguna de las bases disponibles, el portabebés CabrioFix se beneficia de dos sistemas de seguridad extra muy importantes: el Sistema de anclajes Isofix y la pata de apoyo. Las dos bases compatibles que hay para comprar a parte son la EasyFix y la FamilyFix. La primera tiene el sistema sistema Click&Go, para facilitar su instalación, y la segunda incluye además 5 posiciones de reclinado y unas luces para indicar si la pata está bien puesta.

Por último, este portabebés ya es compatible de por sí con los carritos de paseo de Bébé Confort, Quinny y Maxi-Cosi. Pero es que además, la marca ofrece varios adaptadores para que sean compatibles con otros tantos carritos de otras casa.

Sillas grupo 1

Grupo 1

  • Pesos: 9 – 18 kg
  • Estaturas aproximadas: 75 – 105 cm
  • Edades aproximadas: 9 meses – 3,5 años

Abarca un rango de edad que les permite proteger a bebés y a niños pequeños. De ahí que tengan una forma más parecida a la de una silla propiamente dicha. Pueden reclinarse desde posición casi horizontal hasta casi vertical y sujetan al niño con un arnés de cinco puntos.

Ya quedan pocas sillas que solo sean aptas para el grupo 1, porque muchos compradores se decantan por las que sirven para intervalos de tiempo más amplios. Sin embargo, todavía se pueden encontrar modelos de este tipo de muy alta calidad como la Cybex Juno 2-Fix. Cuenta con Sistema de anclajes Isofix, cojín de seguridad ajustable que sustituye al típico arnés de seguridad y protección integrada contra impactos laterales Plus, que son las grandes protuberancias del respaldo.

Que solo esté homologada para servir como silla del grupo 1 no quiere decir que no tenga cierta adaptabilidad al tamaño del niño. Después de todo, el grupo 1 sirve para pesos de entre 9 y 18 kg y edades aproximadas de entre 9 meses y 4 años. Por eso su reposacabezas es regulable en altura con 8 posiciones. También tiene sistema de ventilación y funda lavable a máquina hasta 30°C.

sillas de coche grupo 2

Grupo 2

  • Pesos: 15 – 25 kg
  • Estaturas aproximadas: 105 – 125 cm
  • Edades aproximadas: 3 – 6 años

Estas sillas de coche son aptas para niños pequeños y sirven para que puedan usar el cinturón del coche como sistema de retención. Muchas veces se les llama simplemente alzadores o elevadores, porque antes podían no tener respaldo. Sin embargo, hoy en día deben fabricarse con él por ley.

Si ves alguna que no tenga respaldo, pero que en su etiqueta ponga que está homologada como grupo 2, te recomendamos que no la uses y te decantes siempre por una que sí lo tenga. En todo caso, si está homologada como grupo 2 y 3, úsala solo grupo 3. Dicho de otro modo: desde que el niño mida 125 cm o más.

Britax Römer Kidfix SL SICT Grupos 2/3

En realidad ya casi no existen sillas de coche que solo valgan para el grupo 2, por eso aquí te recomendamos una que cumple con la normativa de los grupos 2 y 3. Es decir, para niños que pesan desde 15 hasta 36 kg. Lo más interesante de este modelo es que tiene sistema de anclajes Isofix, que es muy recomendable en este tipo de Sistemas de Retención Infantil, que usan el cinturón del coche para retener al niño y no para fijar la silla por sí sola al vehículo. De esta manera la silla se queda donde está en caso de accidente, en lugar de moverse al unísono con el niño.

También es destacable que, además de ser una silla de este tipo con respaldo, tiene un sistema de protección contra impactos laterales que en la marca llaman SICT. Se trata de un escudo que se sitúa del lado donde tenga la puerta más cerca, para absorber parte de la energía del impacto.

Sillas grupo 3

Grupo 3

  • Pesos: 22 – 36 kg
  • Estaturas aproximadas: 125 – 150 cm
  • Edades aproximadas: 5 – 12 años

Estas son las sillas de coche para los niños más grandes, que también están pensadas para que puedan usar el cinturón del coche como si fuesen adultos. También se les suele llamar elevadores o alzadores, sobre todo si no tienen respaldo. En cualquier caso, te recomendamos que te decantes por las que sí lo tengan. De lo contrario el ocupante no tendrá la Protección Lineal contra Impactos Laterales e irá mucho más inseguro.

Usar un elevador del grupo 3 sin respaldo solo tiene sentido si es para viajar en algún coche que no sea tuyo o algún transporte público. En definitiva, situaciones en las que no puedas llevar una silla completa contigo. No es lo más eficaz en cuanto a seguridad, pero es mejor que nada. Además, los hay portátiles que pueden guardarse en poco espacio, gracias a que son parcialmente hinchables.

La Chicco Oasys 2-3 Fix Plus tiene los siguientes sistemas de protección: Sistema de conectores Fixplus (Isofix), acolchado para el cinturón de seguridad Safe Pad que reduce la presión contra el pecho en un 30%, al aumentar la superficie de apoyo, y protección contra impactos laterales.

Además, esta silla tiene un reposacabezas ajustable en 10 posiciones de altura y la anchura del respaldo se puede regular de forma independiente para adaptarse a las diferentes proporciones que pueden tener los niños. Es reclinable en 4 posiciones de forma sencilla gracias a su botón central y tiene posavasos. De cara a los padres, tiene una funda fácilmente extraíble y que se puede lavar a máquina hasta 30º.

Grupos de silla 2 3

Grupo 2/3

De entre todos los tipos de sillas de coche, las del grupo 2/3 son las que tienen una variedad de calidades más amplia. Aquí te traemos la  Cybex Solution S-Fix porque es de las más seguras del mercado con diferencia. De ahí que sea muy voluminosa, sobre todo en el respaldo. Tiene más protecciones que la mayoría y un sistema de ventilación para evitar el exceso de calor para el niño. Muy útil para los viajes largos.

Además de su estructura sólida la Solution S-Fix tiene un Sistema Lineal contra Impactos Laterales integrado y desplegable y anclajes Isofix extraíbles. De tal manera que se convierte en un modelo muy completo y seguro, que puede suponer una diferencia muy notable en caso de accidente.

Grupos de silla 1 2 3

Grupo 1/2/3

Aquí ya entramos en el terreno de las sillas que se van adaptando al crecimiento del niño durante un gran número de años. La Concord Vario XT-5 abarca los grupos 1, 2 y 3, así que admite ocupantes de entre 9 y 36 kg, lo que equivale a edades aproximadas de entre 9 meses y 12 años.

Destaca principalmente por la calidad de sus materiales (muy recomendable cuando se va a tener durante tanto tiempo) y por su buen número de sistemas de seguridad. Cuenta con un arnés de cinco puntos de anclaje, cojín reductor, sistema Isofix y Top Tether. A lo que hay que sumar un Sistema Lineal contra Impactos Laterales muy robusto.

Además, su diseñadores se han preocupado por la comodidad del niño para que no esté incómodo en los viajes largo. Le han instalado ventilación para la parte baja del respaldo y un acolchado extracómodo.

Silla de coche grupos 0 1 2 3

Grupo 0/1/2/3

Para finalizar esta selección, entramos en la categoría de sillas capaces de adaptarse a cualquier etapa del niño. Las que cubren los grupos 0, 1, 2 y 3, protegen desde bebés recién nacidos hasta cuando ya tienen 12 años. Hemos elegido este modelo por su calidad, seguridad y porque se puede instalar a contramarcha cuando se usa como grupos 0 y 1. Es decir, hasta que pesa 18 kg y tiene aproximadamente 4 años.

Este modelo cuenta con arnés de 5 puntos extraíble cuando se usa como grupos 2 ó 3, Protección Contra Impactos Laterales Plegable llamada Guard Surround Safety, sistema de doble bloqueo y estructura de acero. Además, para mejorar su adaptabilidad tiene laterales AutoAdjust que permiten ajustar la anchura. A parte de esto, hay que mencionar que es de las que no tienen Isofix, así que es buena opción para los que tienen un coche sin ese sistema. Si quieres una que sí lo tenga echa un vistazo al post sobre este tipo de sillas y encontrarás varias buenas opciones.

Otros aspectos a tener en cuenta

Rangos de edad solapados

Como habrás podido ver en la lista de grupos de sillas de coche, los rangos de edad se solapan ligeramente. Un detalle que trajo cierto desconcierto a los consumidores en su momento, pero que en realidad sirve para que haya algo de margen cuando se va a cambiar de silla.

Por ejemplo, como una silla del grupo 2 vale desde los 15 kg y la del grupo 1 hasta los 18 kg, tenemos 3 kg de margen para ir pensando en adquirir la siguiente. Es decir, un tiempo en el que el niño seguirá creciendo y que podremos usar para encontrar la silla que más nos guste o la que esté a mejor precio.

Sillas multigrupo o adaptables

Grupos de sillas de coche

Otro factor que hay que tener en cuenta es que actualmente hay pocas sillas que solo cubran un grupo. Lo normal es que tengan cierto grado de adaptabilidad y que incluso lleguen a cumplir con los requisitos de todos los grupos ECE44/03 (0, 0+, 1, 2 y 3).

Los Sistemas de Retención Infantil que suelen ser menos adaptables son los destinados a recién nacidos. Lo habitual es que los portabebés solo sean aptos para el grupo 0 ó 0+. Esto se debe a que su forma es más parecida a un cesto y por lo tanto son difícilmente transformables en sillas completamente funcionales.

Por qué respetar los grupos

A parte de la multa que pueden ponerte si no llevas el Sistema de Retención adecuado, hay más motivos para ser estrictos con los límites de tolerancia de las sillas. Incluso cuando el niño parezca caber adecuadamente, no debes usar la silla en cuestión si excede el límite de peso indicado.

El motivo es que la estructura donde va fijado el arnés solo aguantará el tirón de un peso determinado en caso de accidente. Por ejemplo, si un niño pesa 23 kg y se le pone en una silla del grupo 1 (máx. 18 kg), es posible que el arnés se suelte de la silla en caso de un impacto frontal serio. Lo mismo puede ocurrir con otros sistemas de retención o anclaje de la silla.

Mejores marcas de sillas de coches

Be Cool

silla de coche be cool

Se trata de una marca de sillas de coche y carritos de paseo con un diseño juvenil y moderno, que pertenece al Grupo Jané. Es decir, que comparte matriz con Concord, Jané y Nurse, otras marcas que destacan por su calidad en sus respectivos nichos de mercado y que comparten conocimientos entre todas.

Una muestra de ello es que Be Cool se beneficia del laboratorio de desarrollo Jané Crash Test. Donde someten sus sillas de coche a pruebas de impacto para optimizarlas todo lo posible. De esta manera consiguen buenos resultados en la protección de bebés y niños.

Britax Römer

silla de coche britax romer

La historia de Britax Römer se remonta a los años 30, aunque lo que nos interesa en cuanto a sus sillas de coche es que empezó a fabricarlas en 1966 y que con el tiempo fue adaptándose a las normativas británicas y europeas que fueron apareciendo, incluidas la ECE44 y la ECE129.

Desde 2016 lleva fabricando el 90% de sus sillas en Alemania y Reino Unido. En 2017 estrenó su propia instalación para hacer Crash Tests. Es decir, que tiene buenas credenciales en cuanto a desarrollo y calidad de fabricación de los modelos que tiene a la venta. Algo que reafirma con las pruebas de organizaciones independientes como las Stiftung Warentest de Alemania.

Maxi-Cosi / Bebe Confort

silla de coche maxi cosi

Bebé Confort cambió su nombre a Maxi-Cosi en España. Así que son esencialmente la misma marca. Pertenece al grupo canadiense Dorel Industries, aunque su principal centro de desarrollo está en EEUU. Lo que le da un plus de confianza a la concepción y diseño de sus sillas de coche.

Esta marca es de las que tienen sus propios sistemas de testeo para mejorar la seguridad de sus sillas. Por ejemplo su tecnología AirProtect aumenta la amortiguación en el acolchado del reposacabezas, para minimizar los daños en un impacto lateral y evitar el rebote.

Cybex

silla de coche cybex

Cybex es otra marca de origen europeo, que por lo tanto tiene unos estándares de seguridad y calidad altos. Sus sillas cumplen sobradamente con los requisitos exigidos por la antigua normativa ECE44 y la actual ECE129, también llamada i-Size. Tanto es así que tienen sus propios sistemas de seguridad patentados para intentar aumentar la protección de los niños más allá de los estándares.

Para demostrar su eficacia, Cybex presenta sus sillas a varias pruebas de calidad y seguridad independientes. Destacan sobre todo las del Club Alemán del Automóvil (ADAC) y la Stiftung Warentest, que es una asociación de consumidores de dicho país.

Chicco

silla de coche chicco

Chicco se fundó en 1958, así que tiene mucha experiencia en la fabricación de productos para el cuidado y protección del bebé. Pero lo que es más importante, pertenece al grupo Artsana, al igual que NeoBaby y Boppy. Por eso, es otra de las marcas que recibe cierta sinergia en el conocimiento acumulado para fabricar buenos productos.

Una buena muestra de que saben hacer sillas de coche es que Recaro Kids se ha asociado con ellos para crear sus Sistemas de Retención Infantil. Es decir, que una marca que pertenece al segmento premium de este tipo de productos ha puesto su confianza en ellos para sacar adelante sus modelos.

Recaro Kids

silla de coche recaro

Se trata de la división de sillas de coche y carritos de paseo de la conocida marca Recaro. Como su empresa madre tiene experiencia de sobra en diseñar y fabricar asientos tipo bucket para coches deportivos, sus sillas tienen muy buenas cualidades de sujeción y comodidad.

Además, sus modelos tienen un diseño deportivo, moderno y muy cuidado, que junto con sus sistemas de seguridad y de fijación las convierten en una de las marcas mejor valoradas. Además, es de las pocas que tienen su propio departamento de I+D, que está ubicado en Alemania.

Joie

silla de coche joie

Esta marca aparece en la lista por dos motivos: el primero, que es de las que ha desarrollado sus propios crash test para mejorar sus sillas. De tal manera que no se limita a cumplir con los requisitos impuestos por las normativas ECE44 y ECE129.

El segundo, que vende en 50 países con muy buenos resultados, tanto en la satisfacción de los clientes, como en las opiniones que les merecen a los profesionales. Todo ello manteniendo el respeto por el planeta, porque sus fábricas tienen implementado el Sistema de Gestión Medioambiental ISO 14001.

Concord

silla de coche concord

Esta marca Alemana es de las más activas en cuanto a la presentación de sus sillas a las diversas pruebas de organizaciones independientes. Entre ellas destacan la ADAC Motorwelt, Best baby & infant Product The Netherlands, Deutscher Designer Club, Best buy Which, la OAMTC y la TCS.

Sus sillas son de muy alta calidad y de las mejor valoradas en Amazon. Además de que su diseño capta a muchos compradores por ser algo más cuidado que el de otras marcas de menor categoría. Es decir, que siguen fieles a su filosofía desde que se fundó en 1978.

Resumen: claves a tener en cuenta a la hora de comprar una silla de coche

configurador de sillas de coche para bebé

Peso

El peso del niño es uno de los elementos importantes a la hora de elegir silla. Los anclajes de la silla están pensados para aguantar la inercia de una determinada masa. Un buen ejemplo es el arnés de seguridad de cinco puntos que, como te hemos dicho antes, es capaz de retener cierto peso en caso de un impacto. Si se supera, su fijación a la silla puede ceder.

Altura

La estatura era un dato que no venía determinado de forma precisa en los grupos de la homologación antigua ECE44 (0, 0+, 1, 2 y 3). Solo se tenían unas aproximaciones sacadas de la altura media de los niños según su peso. Eso ha cambiado con la homologación ECE129 (i-Size), que obliga a que los fabricantes indiquen en la etiqueta la talla máxima que puede tener el niño. Debes tener en cuenta este valor con la misma importancia que el propio peso. Es decir, que si supera alguno de los dos, debes cambiar de silla.

Edad

La edad no es un factor determinante a la hora de elegir la silla, porque cada niño tiene su ritmo de crecimiento. Los hay que se salen de las aproximaciones que se hacen según edad, así que mejor guíate solo por el peso y la altura.

Anclajes para sillas de coche

Anclajes de las sillas de coche

Isofix

El sistema de anclajes Isofix fue concebido para mejorar y facilitar la fijación de la silla a los asientos del coche. Los cinturones de seguridad no son un mal sistema, pero su incomodidad y difícil instalación causaban que más de un Sistema de Retención Infantil (SRI) quedase mal colocado.

El sistema Isofix está compuesto de varios elementos, unos colocados en la silla y otros en el vehículo compatible. Del lado de la silla hay dos enganches de muy fácil funcionamiento, que normalmente se pueden esconder en la base de la silla. Para poder hacer esto, suelen tener un par de raíles para poder sacarlos y guardarlos o un par de ejes para girarlos hacia dentro y hacia fuera.

Del lado del vehículo debe haber una pequeñas barras horizontales de metal, que es donde se deben colocar los enganches de la silla. Bastará con presionarlos contra ellas para que queden sujetos, cosa que se notará con un característico «clic». Estas barras suelen estar tapadas por la tapicería del coche o una tapa de plástico, aunque también pueden estar al la vista. En cualquiera de los casos, los asientos suelen tener una etiqueta que indica que son compatibles.

Para retirarlos, solo hay que apretar los botones o palancas de los enganches Isofix de la silla. Así los ganchos liberarán la barra y podrán sacarse sin problemas.

Top Tether

Se trata de una especie cinturón de seguridad que sale del respaldo de la silla. En su extremo tiene un gancho que irá fijado en una barra horizontal que tienen los coches compatibles. Esta barra se suele encontrar en la trasera del respaldo del coche, en el suelo del maletero o incluso hay modelos que la tienen en el techo. Una vez se ha anclado el Top Tether, hay que tensarlo y dejar la cinta sobrante colgando hacia atrás.

Este sistema de sujeción es complementario al Isofix, porque añade un tercer punto de anclaje. Gracias ello, la silla es más estable y no se bambolea en caso de accidente. Además, evita que se incline hacia adelante con un impacto frontal. Como es lógico, solo se puede usar cuando la silla se usa a favor de la marcha, porque el respaldo queda mirando hacia el otro lado.

Pata de apoyo

Se trata de una barra telescópica que sale de la base de la silla, para apoyarse en el suelo del vehículo. Gracias a ella, la silla no se puede inclinar hacia adelante en caso de accidente, porque no hay que olvidar que está asentada sobre una superficie blanda que cederá.

Al ser adaptable, es apta para todo tipo de asientos independientemente de la altura que tengan. Sin embargo, debes fijarte bien de que quede apoyada contra el suelo del vehículo, sin ningún elemento que interfiera. Es fácil que algún juguete del niño o cualquier otro objeto se quede en el fondo y deje la pata inestable. Siempre que la dejes caer, agáchate y palpa su extremo inferior para ver que está en contacto con el suelo.

Cinturones

Los cinturones de seguridad de tres puntos que llevan todos los coches se siguen usando para fijar las sillas, a pesar de la eficacia de los nuevos sistemas. Algo comprensible, ya que no todos los coches son compatibles con el Isofix o el Top Tether. Para poder usarlo adecuadamente, las sillas tienen varios pasadores que permiten que el cinturón la «atrape» y la retenga en caso de accidente.

Cada marca e incluso cada modelo de silla tiene sus particularidades para usar el cinturón como método de anclaje. Por eso debes leer las instrucciones atentamente. Sin embargo, hay un detalle importante que no se suele indicar en los manuales: debes revisar la tensión de los cinturones cada vez que vayas a usar la silla.

Es muy común dejar instalados los Sistemas de Retención Infantil montados en los asientos traseros del coche. De esta manera, los padres se evitan el engorro de tener que instalarlas y desinstalarlas cada vez que vayan a viajar con el niño. Si ese es tu caso, ten en cuenta que el cinturón es un elemento de fijación móvil, que solo se bloquea con un tirón brusco. Se irá destensando con el paso del tiempo, ampliando el movimiento que haría la silla en un accidente. Por eso debes acostúmbrate a dejarlo bien tenso cada vez que vayas a sentar al niño.

Sistemas de seguridad de sillas de coche

Sistemas de seguridad de las sillas de coche

Además de la seguridad que otorgan los anclajes de una silla, existen otros muchos sistemas que les confieren una gran capacidad de protección. Los que te vamos a describir a continuación se pueden encontrar en multitud de modelos del mercado, porque están muy estandarizados. Sin embargo, al final verás que existen muchos más, gracias a la inversión en I+D de varias marcas.

Protección Lineal contra Impactos Laterales

Este sistema de seguridad de las sillas de coche es de los más importantes, porque los vehículos están mejor preparados para proteger a los ocupantes si el impacto es frontal o trasero. Solo hay que fijarse en que la cantidad de materiales para absorber la energía del golpe es mucho mayor delante y detrás que a los lados.

Esta desigualdad en cuanto a protecciones se deja notar también en la eficacia de los sistemas de seguridad que llevan los coches, como los airbags o los cinturones. Todos ellos son más eficaces cuando se produce una colisión frontal.

Por todos estos motivos, la Protección Lineal contra Impactos Laterales que tenga tu silla debe ser lo más eficaz posible. No todas son iguales si comparamos marcas e incluso hay diferencias muy notables en los modelos de una misma marca. Pueden tener estructuras especialmente diseñadas para absorber más energía del impacto o incluso dispositivos desplegables hacia la puerta que esté más cerca de la silla.

Las siglas por las que se suele indicar este sistema son LSP, que provienen de su nombre en inglés: Linear Side-impact Protection. Sin embargo, hay marcas que le ponen su propio nombre comercial. Lo llamen como lo llamen, fíjate en que tenga algún tipo de protección lateral y no escatimes en él, porque salva vidas.

Cojín reductor

Este sistema está muy relacionado con el anterior. Se trata de un cojín con forma ergonómica que envuelve al niño dentro de la silla para evitar holguras. Así se minimiza su desplazamiento en caso de accidente cuando todavía es muy pequeño. Normalmente lo encontrarás en sillas que cubran edades muy tempranas del bebé. Por ejemplo, portabebés de los grupos 0 y 0+ ó sillas que cubren el 0, el 0+, el 1 e incluso más.

El cojín reductor también aporta cierta comodidad al niño, que se mantiene en una posición adecuada en todo momento. Así no acaba colocado en diagonal, demasiado arriba o demasiado abajo. Por todo esto, fíjate bien en que tu silla incluya este sistema si la vas a usar cuando tu hijo es todavía un bebé o un niño pequeño.

Arnés de cinco puntos de anclaje

Este sistema es el encargado de retener al niño en caso de accidente en sillas de los grupos 0, 0+ y 1. Es decir, desde su nacimiento hasta que pesan 18 kg. Cuando ya son mayores, y usan sillas de los grupos 2 y 3 (entre 15 y 36 kg), deben usar el cinturón de seguridad del coche.
En las sillas adaptables que cubren varios grupos, el arnés de cinco puntos es extraíble para que se pueda quitar cuando ya se usa como grupo 2 ó 3. Una operación que lleva un par de minutos, pero que en algunos modelos es algo complicado.

Esta norma de uso del arnés en unos grupos sí y en otros no, no se cumple en todos los modelos. Especialmente desde que normativa ECE44/04 (grupos 0, 0+, 1, 2 y 3) dejó de estar en vigor. En la normativa actual ECE129 o i-Size, es el fabricante el que indica de forma más precisa cómo se usa su silla según el peso y la estatura del niño.

Por ejemplo, algunas sillas de la marca sueca Axkid permiten llevar al niño a contramarcha hasta que pesan 25 kg, lo que equivale al grupo 2 de la extinta normativa ECE44/04. Al ponerse en sentido inverso a la marcha, sigue usando el arnés de seguridad de cinco puntos porque no puede usar el cinturón del coche.

Otra excepción al muy extendido arnés, son los cojines de seguridad de marcas como Cybex o Concord. Se trata de una estructura acolchada que se coloca delante del niño para absorber el impacto en lugar de las cintas acolchadas del arnés. Se trata de un sistema ajustable al tamaño del niño, que permite repartir la presión contra el pecho del ocupante en una mayor superficie.

Asa de protección

Este sistema de seguridad se encuentra en Sistemas de Retención Infantil del grupo 0 y 0+. Parece un simple asidero para transportar la silla, pero se trata de una estructura en forma de arco que evita que la silla o portabebés se mueva en exceso durante un impacto. Por eso, es fácil ver padres que se olvidan de colocarla en la posición adecuada para que cumpla su cometido.

Cuando la silla está puesta a contramarcha, hay que colocar este asa en el ángulo adecuado para que esté lo más cerca posible del respaldo del asiento trasero. Así tendrá un tope para no levantarse más de lo debido con los desplazamientos que se producen durante un accidente.

Otros sistemas de seguridad

Hasta ahora te hemos descrito los sistemas de seguridad más habituales que se pueden encontrar en muchas sillas de coche. Sin embargo, hay una gran cantidad de marcas que investigan para mejorar su seguridad con sus propios métodos.

Por ejemplo, Britax Römer tiene un cuarto punto de anclaje para el cinturón de seguridad cuando la silla se usa como grupo 2 ó 3. Gracias a él, la cinta abdominal se mantiene en su sitio de forma más eficaz. También cuentan con el acolchado XP-Pad, que se coloca en el cinturón para reducir la presión del impacto en el pecho del niño.

También se pueden encontrar otros sistemas de seguridad propios en la marca Cybex, como el cojín de seguridad que te hemos mencionado antes o su reposacabezas reclinable. Éste último permite que la cabeza del niño no se caiga hacia adelante cuando se duerme, evitando así que se salga de la protección lateral para la cabeza. Además, también tienen el clip inteligente SensorSafe, que manda notificaciones al móvil de los padres en situaciones como la de que se desabroche el arnés, haya cambios de temperatura excesivos, etc.

Otro buen ejemplo son los sistemas de seguridad de Maxi-Cosi: su acolchado con AirProtect reduce la fuerza del golpe y el efecto rebote, la estructura interna G-Cell con forma de panal absorbe mejor la fuerza de un impacto y su reposacabezas GrowSafe indica cuando hay que pasar al siguiente grupo.

También es muy frecuente encontrar mejoras propias de los sistemas de seguridad convencionales. Por ejemplo, la Advanced Side Protection de Recaro Kids, que según la marca mejora la protección lateral, o las luces de Maxi-Cosi, que indican si la pata de apoyo está bien instalada.

Silla de coche

¿Qué es i-Size?

Se trata del nombre que ha recibido la normativa vigente en la actualidad (ECE129), que deja de usar los grupos 0, 0+, 1, 2 y 3. Con ella es el fabricante el que indica los límites de tolerancia de su Sistema de Retención Infantil en la etiqueta.

Además, ya no se deja la estatura como un valor aproximado, sino que viene indicado de forma precisa en la silla. Así no se deja lugar a dudas de qué niño puede usar qué silla. Si supera uno de los dos valores (peso o altura) ya no podrá usar dicho modelo.

La etiqueta ECE

En la etiqueta de la silla de coche que compres tiene que aparecer ECE44/04 ó ECE129. Que son las homologaciones legales para la venta actualmente y que garantizan más seguridad. Si ves que la silla que estás barajando tiene el código ECE44/01, ECE44/02 ó ECE44/03, no la compres.

En total, en la etiqueta tienen que aparecer los siguientes datos:

  • Tipo de homologación: ECE44/04 ó ECE129. Éste último también puede venir indicado como i-Size.
  • Peso en kg
  • Estatura (solo ECE129) en cm
  • Indicador del país de homologación: normalmente una E seguida de un número rodeada por un círculo. El número indica el país donde se homologó. Por ejemplo, en el caso de España es E9 y Alemania E1.
  • Código de homologación. Por ejemplo: E4-129R-000000
  • Número de serie individual: normalmente con la forma Nr. 000000

¿En qué asiento debemos colocar al niño? ¿Detrás o delante?

En España es obligatorio llevar a los menores de 18 años en los asientos traseros si miden 135 cm o menos. Siempre con un Sistema de Retención Infantil homologado según alguna de las normativas ECE que te hemos mencionado antes y siempre según las instrucciones del fabricante. No valen apaños caseros.

Dado que existen muchos tipos de vehículos y de situaciones, existen tres excepciones a esta norma:

  • que todos los asientos traseros se encuentren ocupados por menores de edad en sus mismas condiciones
  • que el vehículo no disponga de asientos traseros
  • que no sea posible la instalación en los asientos traseros de todos los sistemas de retención. Por ejemplo, esto puede pasar en coches en los que se quieran poner tres sillas detrás, pero no tenga suficiente espacio a lo ancho porque el coche sea muy estrecho.

Sillas de seguridad infantil y airbags

Ahora bien, si menor el niño va a viajar en la plaza delantera por alguna de las excepciones antes mencionadas, ten en cuenta las siguientes indicaciones:

  • siempre con un Sistema de Retención Infantil homologado
  • si la silla es a contramarcha desconecta el airbag frontal. Si no es desconectable, ve al taller a que lo inhabiliten
  • si la silla se instala en el sentido de la marca, echa el asiento hacia atrás para que esté más separada

Entrando más al detalle en cuanto a sillas de coche y los airbags, no hay que olvidar que estos últimos pueden ser muy dañinos si no se usan bien. Incluso llegan a ser mortales si el que sufre el impacto es un niño o un bebé. La fuerza con la que estas bolsas de aire se hinchan es enorme, para poder llenarse antes de que el ocupante impacte contra ellas.

Estamos hablando de unas pocas centésimas de segundo para llenar todo su volumen, con lo que la superficie del airbag se desplaza a cerca de 200 km/h. Imagina que el menor recibe un impacto de semejante fuerza.

Cuidado con el airbag

Consejos para instalar la silla de coche para bebé correctamente

Todas las sillas tienen su manual de instrucciones y, si no lo tienes, las marcas suelen ofrecerlo en formato digital. Sin embargo, hay algunos consejos que hay que saber para hacerlo de la mejor manera posible, que no suelen indicarse en estos folletos. Cada uno se refiere un sistema de fijación diferente al que hay que cogerle el truco:

Cinturón de seguridad como sistema para fijar la silla: si dejas la silla puesta durante mucho tiempo, se irá destensando con las vibraciones del coche. Cada vez que sientes al niño, tensa el cinturón con firmeza para que siempre tenga la máxima capacidad de retención. Hay sillas que tienen sus propio sistema de autotensado para que no se quede mal puesta en un despiste. Aunque no son muy frecuentes.

Pata de apoyo: cuando se viaja con niños pueden acabar diversos objetos en el suelo. Cuando despliegues la pata, asegúrate de que llegue hasta el suelo sin que haya nada que interfiera. De lo contrario podría descolocarse en caso de accidente y perder su eficacia.

Top Tether: esta cinta, que va anclada a la parte de atrás de los asientos traseros, debe estar bien tensa. No olvides poner la cinta que sobra colgando hacia atrás para que no moleste en las plazas del coche.

Anclajes Isofix: no estarán bien anclados hasta que no suene un clic en por cada uno de ellos. Cuando lo oigas, no te fíes del todo y tira de cada anclaje por separado para ver que están bien puestos. Después los anclajes deben quedar bloqueados con respecto a la silla. Como muchos modelos permiten extraerlos de ella mediante unos raíles o unas bisagras, después hay que dejarlos fijos para que no resbalen por dichos raíles. Normalmente se hace mediante una palanca o botón.

Protecciones laterales: hay muchas sillas de coche que tienen Sistemas Lineales contra Impactos Laterales desplegables o por lo menos ajustables. Fíjate si tu silla los lleva, porque si no estarás desaprovechando una protección que es muy recomendable usar. Si es desplegable, deberás hacerlo hacia la puerta del lado donde hayas puesto la silla. Es decir, la que tiene más cerca. No los despliegues para el otro lado porque podrán causar daños a otros ocupantes del vehículo.

Arnés de seguridad: si el arnés es de solo tres puntos de agarre (menos seguro), solo tendrás que ajustar la cinta hasta que sujete bien al niño y no le moleste. Sin embargo, los de cinco puntos sí que tienen truco. Hay que tirar de las cintas a la altura de los hombros para que queden bien tirantes a la altura de las piernas. Una vez que lo hayas hecho, sin soltar, deberás tirar del extremo de la cinta para que también queden tirantes en los hombros y pecho.

¿Cuándo debemos cambiar la silla infantil para el coche?

Deberás cambiar la silla cuando se superen los pesos o tallas que tolera la silla según el fabricante. Algo muy sencillo de determinar cuando está homologada según la normativa ECE129, pero que no es tan fácil cuando lo está según la ECE44/04. En este caso solo indicará el peso, dejando la talla como un valor sin precisar. En este caso solo nos queda fijarnos en las equivalencia aproximadas que se hacen, como las que te indicamos más arriba.

Algo que te puede servir de ayuda para tomar la decisión es que las sillas de coche homologadas según la ECE44/04 están divididas en grupos según el peso que toleran. Verás que siempre hay un intervalo de kg en los que podrás usar un grupo o el siguiente. Un margen en el que tu hijo seguirá creciendo, pero que te dará tiempo a ir buscando una silla sustituta. Fíjate mejor en el peso mínimo de la siguiente, en lugar del máximo de la que estás usando.

Consejos de uso

Ya te hemos hablado de cómo elegir una silla y cómo instalarla, pero todavía debes saber algo más para usarlas perfectamente. Se trata de un elemento que vas a meter en tu coche y que se va a pasar ahí muchas horas. Puede, que incluso esté ahí casi de forma permanente, si eres de los que solo usa los asientos traseros para llevar al niño y no necesitas quitarla.

Protectores de asiento

Protector de asientos para evitar daños por la silla de coche

Una silla de coche puede llegar a pesar más de 10 kg y tiene anclajes que la presionan contra el asiento con fuerza. Por ejemplo el Isofix o el Top Tether. Además, el sistema Isofix suele dejar algunas partes angulosas al descubierto, con lo que los posibles daños en los asientos se agravan.

Para evitar esto, te recomendamos que uses protectores de asiento del coche para poder poner las sillas de bebé sin problemas. Son baratos y te evitarán los típicos daños producidos por usar una silla durante los cerca de 12 años que hay que llevar un Sistema de Retención Infantil.
Cuando vayas a elegir uno, te recomendamos que te decantes por alguno que tenga superfícies extra de protección. Los hay que tienen unas solapas que se despliegan hacia los lados para cubrir más superficie de la tapicería. Así te evitarás más de una mancha difícil de limpiar.

Cuidado con el sol

No es buena idea dejar una silla de coche al sol y a las altas temperaturas que se pueden alcanzar dentro del coche. Como no lo es dejar nada que esté hecho en parte de plástico y telas. Muchas de ellas están fabricadas con materiales resistentes que lo soportan bien, pero no des por hecho que todas son así.

Si vas a dejar el coche aparcado al sol durante mucho tiempo, mejor saca la silla y guárdala. Así te durará más tiempo en buen estado. Un cuidado extra que es muy recomendable si es de las adaptables que cubren varios grupos y vas a usarla durante muchos años.

Adáptala al niño

Usa todos los sistemas de adaptación de la silla para que se ajuste perfectamente a tu hijo. Parece algo obvio, pero según las estadísticas hay muchas lesiones en caso de accidente que se deben a una mala adaptación. Te recomendamos que la primera vez que lo hagas te fijes bien en todo y sigas el manual a rajatabla. Si gastas ese tiempo extra al principio, te evitarás arrastrar errores durante el resto de la vida útil de la silla, que te pueden salir caros más adelante.

Usar una silla de coche

Cómo saber si una silla infantil está homologada

La forma de saberlo es mirando la etiqueta oficial de la silla. En ella tiene que aparecer el código de la normativa que sigue. Sin embargo, igual de importante es que esté homologada, como que esté homologada según la normativa correcta. Actualmente solo pueden venderse con las que se hayan fabricado siguiendo la normativa ECE44/04 y ECE129 (o i-Size).

Si la silla que te vas a comprar tiene otro código, por ejemplo: ECE44/02 ó ECE44/03, no se te ocurra comprarla. Para empezar, esa venta es ilegal, pero es que además siguen criterios de homologación menos seguros que las permitidas, así que no hay motivo para comprar un producto de peor calidad y menor eficacia.

Lesiones más frecuentes

La anatomía de los bebés y los niños es muy diferente a la de los adultos en términos de resistencia y puntos débiles. Aquí el dicho popular de que los niños son de goma no es aplicable, porque en caso de accidente se llevan la peor parte.

Cuando son todavía bebés, es decir hasta aproximadamente dos años, se podría decir que sus puntos débiles son prácticamente todos. Pero, en estas edades lo que es especialmente vulnerable es el cuello, por el tipo inercias que se crean en un accidente de tráfico. El motivo es que la cabeza es muy grande en comparación con el resto del cuerpo y el cuello no puede hacer nada por reducir su torsión, por la fragilidad de sus músculos y ligamentos.

Por eso, las autoridades obligan a que la silla se ponga a contramarcha al menos hasta los 15 meses e incluso recomiendan que se mantenga así hasta los 4 años o más. Los Sistemas de Retención Infantil que se usan en estas edades (0, 0+ y 1) están mucho más inclinados que las demás. Así, el cuello no se torsiona tanto hacia adelante en caso de impacto frontal (el más frecuente).

Cuando son algo mayores, entre 2 y 4 años, el cuerpo del niño ya se va asemejando más al de un adulto. Sin embargo, sigue sin estar lo suficientemente formado para aguantar determinados golpes. En esta franja de edad las lesiones más comunes son en la cabeza.

Su cráneo es más frágil que el de una persona desarrollada y aunque el cuello ya no es tan inmaduro como para dañarse tanto como antes, sigue siendo muy débil para reducir el impacto que recibe la cabeza. En este intervalo de edad estamos hablando normalmente de sillas del grupo 1 y quizá comienzan a usar el grupo 2, según su ritmo de crecimiento. Presta especial atención al ajuste del reposacabezas.

Entre los 4 y los 10 años de edad, las lesiones más frecuentes se encuentran en el abdomen. Los órganos de un niño son más débiles y son más vulnerables a sufrir hemorragias debido a una presión excesiva o a traumas. Para reducir los posibles daños o eliminarlos, debes prestar atención al cinturón de seguridad. Porque en estas edades suelen necesitar sillas del grupo 2 ó 3, que se usan junto con el cinturón del coche.

Multas por no llevar correctamente a los niños en el coche

La multa por no llevar el Sistema de Retención Infantil es de 200 euros y la retirada de 3 puntos del carnet. Es la misma cuantía que se le impone a un adulto por no llevar el cinturón de seguridad. La diferencia es que la recibe el conductor, porque es el que se considera responsable del menor. Además de esto, también puede suponer la inmovilización del vehículo si así lo determina el agente.